incendio en Pujerra, en Sierra Bermeja. Se cumplen seis días de lucha contra las llamas. Desde que comenzó, ha calcinado 3.500 hectáreas de terreno en la zona.

Unos 150 efectivos siguen trabajando en la zona. Sin embargo, el viento de levante y la humedad baja dificultan las labores de extinción. En las últimas horas, el viento supera los 30 kilómetros por hora.

Aunque el incendio se encuentra estabilizado, las condiciones meteorológicas provocan que las reproducciones en el perímetro del incendio sean “constantes”.

Nivel 0 del plan de emergencias

El incendio quedó estabilizado gracias al trabajo realizado por los efectivos. Sin embargo, continúan con el trabajo para controlarlo y extinguirlo. Automáticamente, el plan de emergencias bajó del nivel 2 al nivel 0.

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha pedido extremar las precauciones ante la ola de calor registrada para evitar más incendios.

La temperatura no contribuye tampoco a su extinción. Se cumplen las previsiones de temperaturas de entre 28 y 30 grados y una humedad del 30% o menor. Se indica que la situación podría continuar así durante los próximos días.

En el terreno se encuentran seis grupos de bomberos forestales, tres técnicos de Operaciones, dos autobombas y cuatro Agentes de Medio Ambiente, entre otros efectivos. Así lo indica Infoca.

El incendio de Pujerra fue declarado el pasado miércoles en el Paraje de la Resinera. Dos días después, el viernes, fue estabilizado. Se desalojaron más de 2.000 personas, que pudieron volver a sus domicilios en Benahavís.