hostelería en Galicia aumentarán a partir de este sábado porque los ayuntamientos que presenten una mayor incidencia de contagios entre sus habitantes deberán obligar a los locales de hostelería pedir un test negativo en coronavirus o el certificado que demuestre que la persona que quiera acceder al interior de su local de hostelería ha recibido ambas dosis de la vacuna contra el virus.

Hasta ahora, en Galicia, era obligatorio presentar estos documentos a las puertas de los locales de ocio nocturno pero tras el anuncio de la Xunta durante el día de ayer, miércoles, las medidas se han incrementado y afectarán a cualquier establecimiento hostelero de los lugares que presenten un número de contagios por coronavirus muy elevado.

La medida entrará en vigor por el momento en 36 municipios, lo que supone que, aproximadamente, un 35 % de la población gallega se verá afectada por la nueva medida para evitar el aumento de positivos.

Nuevas medidas ante la falta de vacunas

En interiores, presentar una prueba PCR negativa o el certificado de vacunación será obligatorio a cualquier hora del día y para consumir cualquier tipo de producto, ya sea un café, una cerveza o ir a comer. En los exteriores, en cambio, se ha reducido a un 50 % el máximo de clientes que pueden sentarse en las mesas aunque no se deben de presentar ninguno de los dos documentos anteriores

El anuncio se hace en un momento delicado para la comunidad, que tal y como aseguraba su presidente, Alberto Núñez Feijóo, tienen serios problemas con la administración de vacunas porque «no les quedan». Por eso, el popular se ha sumado a la petición de Madrid y pide al Gobierno de Pedro Sánchez que les hagan llegar más dosis cuanto antes ante el avance del coronavirus en la región.