El Ayuntamiento de Güímar ha informado de la detención este martes de un vecino de la zona de La Montañeta que arrojó piedras contra un helicóptero de extinción de incendios, que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el campo de fútbol de Fátima, en la misma localidad.

Según ha explicado el Ayuntamiento en sus redes sociales, a las 09:30 horas un helicóptero de los que participan en la extinción del incendio forestal en Tenerife fue atacado con piedras que le alcanzaron el rotor y las hélices por parte de un vecino de La Montañeta.

El incidente ha dejado al dispositivo que trabaja para extinguir el incendio con un medio aéreo menos hasta que el citado helicóptero sea reparado.

El helicóptero pertenece al Cabildo de Tenerife, según ha informado en la rueda de prensa sobre la evolución del incendio su presidenta, Rosa Dávila.

La rápida labor de los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil ha hecho que se haya identificado y detenido al citado vecino, ha proseguido el consistorio.

El Ayuntamiento de Güímar ha subrayado que esta actitud “por más que sea minoritaria” pone en peligro a los cuerpos de seguridad y amenaza con echar por tierra “el inmenso esfuerzo que se ha realizado en la extinción del incendio” en este municipio.

Por ello hace un llamamiento a la población “apelando a la responsabilidad de todos y de todas” porque, afirma, hay que seguir las instrucciones de las autoridades de seguridad y emergencias “y no entorpecer su trabajo para que superemos esta difícil situación cuanto antes”.

El incendio de Tenerife, que afecta a una superficie de 14.624 hectáreas, ha dado su primera noche de tranquilidad al dispositivo de extinción pero mantiene un frente activo en un lugar complicado por sus escarpadas laderas, Mal Abrigo, situado precisamente en el municipio de Güímar. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí