Carles Puigdemont, prófugo de la Justicia española, ha sido detenido en la isla italiana de Cerdeña. El Tribunal Supremo había emitido una orden de busca y captura internacional.

Su detención se produce justo ahora hace cuatro años, cuando en otoño de 2017 huyo de España tras el referéndum ilegal del 1 de Octubre por la independencia catalana. El juez del Tribunal Supremo a cargo del caso del ‘procés’, Pablo Llarena, había ordenado su búsqueda y captura internacional.