El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha informado de que se ha detectado un nuevo foco de viruela ovina y caprina en una explotación de ganado ovino de leche en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Según la información del ministerio, la explotación de ganado ovino tiene un censo de 1.216 animales y se sitúa en la zona de restricción por viruela ovina y caprina (VOC) al encontrarse a 1.000 metros de distancia del último foco notificado de enfermedad el pasado 8 de febrero, que también fue en el término municipal de Alcázar de San Juan.

Por ello, dentro del programa reforzado de vigilancia de VOC, la explotación fue sometida a inspección clínica y toma de muestras de hisopos salivales, sin que se detectaran síntomas clínicos compatibles con la enfermedad, pero el 17 de marzo se obtuvieron resultados no concluyentes en el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) del MAPA en Algete (Madrid), Laboratorio Nacional de Referencia para la enfermedad en España.

Se detectaron cuatro animales enfermos el 20 de marzo

Como consecuencia, se realizó una nueva visita oficial a la explotación el 20 de marzo, durante la que se detectaron lesiones compatibles en cuatro animales y de nuevo se tomaron muestras de hisopos salivales, en las que finalmente se ha confirmado la presencia del virus.

El MAPA ha señalado que esta explotación, al encontrarse en la zona de restricción previamente establecida, no tenía movimientos de entrada de animales en los últimos 2 meses, y los únicos movimientos de salida tuvieron como destino un matadero situado dentro de la misma zona de restricción.

Se están investigando posibles relaciones epidemiológicas con focos anteriores, sin que hasta el momento se hayan detectado vínculos por medio de vehículos o trabajadores.

Catorce focos de viruela ovina en Castilla-La Manch

Con este nuevo foco de viruela ovina, ya se han detectado catorce en Castilla-La Mancha, en concreto doce focos en la provincia de Cuenca y 2 en la de Ciudad Real.

En la actualidad, todos los focos se consideran cerrados excepto los dos últimos focos notificados en Cuenca -en concreto uno La Alberca de Záncara, y uno deTébar- y los dos últimos de Ciudad Real, ambos en Alcázar de San Juan.

El Ministerio de Agricultura ha recordado que la viruela ovina es una enfermedad no zoonótica que afecta exclusivamente a las especies ovina y caprina, sin que en ningún caso pueda transmitirse al ser humano, ni por contacto directo con los animales, ni a través de la manipulación y/o consumo de productos derivados de los mismos.

Se levantarán las restricciones, excepto en cinco comarcas ganaderas

Además, fuentes de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha han afirmado a EFE que se mantiene la previsión de levantar a finales de esta semana la inmovilización del ganado en la práctica totalidad de la región, excepto en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), para que los animales puedan salir desde las explotaciones a los cebaderos.

Así, se podrán realizar movimientos en toda la provincia de Albacete y en la práctica totalidad de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca, mientras que quedará inmovilizado el ganado solamente en cinco comarcas ganaderas, alrededor del foco conocido de Alcázar de San Juan.

Permanecen inmovilizadas, por tanto, las comarcas ganaderas de Tomelloso y Manzanares (Ciudad Real), de Belmonte (Cuenca) y de Madridejos y Quintanar de la Orden (Toledo).

VOLVER A PORTADA