La titular del juzgado de instrucción número 15 de Barcelona ha acordado el ingreso en prisión sin fianza del exjugador del F. C. Barcelona Dani Alves, acusado de agredir sexualmente a una mujer en los baños de una discoteca de Barcelona la noche del pasado 30 de diciembre.

Alves fue trasladado a la Ciudad de la Justicia de la capital catalana, donde la juez ha acordado prisión sin fianza. Se da la circunstancia de que el brasileño juega en la actualidad en el club mexicano Pumas.

Dani Alves fue denunciado por una mujer, que le acusa de haberle realizado tocamientos por debajo de la ropa en una discoteca de Barcelona, la sala Sutton, el pasado 30 de diciembre. Los allegados de Alves reconocen que estaba presente en la sala de fiestas, pero niegan que conociera y menos aún que agrediera a la mujer.

El futbolista ha prestado declaración este viernes por la mañana en la comisaría de los Mossos d’Esquadra de la Travesera de las Corts y desde allí ha sido conducido a presencia del juez en condición de arrestado.

La denuncia se produjo dos días después de los presuntos hechos. Poco después, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) informó de que la denuncia estaba ya en fase de instrucción.

La mujer asegura que Alves le tocó por debajo de la ropa, momento en el que acudió en busca de sus amigas y pidió ayuda a los servicios de seguridad de la sala. Estos avisaron a los Mossos d’Esquadra, pero cuando se personó la patrulla, el futbolista ya había abandonado el establecimiento.

VOLVER A PORTADA