Las últimas variantes del coronavirus han provocado un sorpresivo aumento de los contagios. Según ha detallado el Ministerio de Sanidad, la particularidad de sublinajes como BA.4 y BA.5 es que son más contagiosos que sus antecesores porque evaden mejor la inmunidad. Por esta razón pueden transmitirse antes de que puedan ser detectados en un test de antígenos.

¿Cuánto se tarda en dar negativo?

La Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA) indica que tras cinco días desde el inicio de los síntomas, un positivo tiene un 31% de posibilidades de seguir contagiando. Transcurrida una semana, el porcentaje se reduce al 15% y pasados 10 días, el riesgo de contagio se sitúa entre el 1% y el 5%.

No obstante hay que tener en cuenta que las nuevas variantes detectadas muestran una positividad retrasada, es decir que los test de antígenos no detectan tan rápido el coronavirus, lo que provoca que muchos den por descartado, erróneamente, el contagio del SARS-CoV-2.

Esto explicaría la razón por la que existen casos que ofrecen un falso negativo en personas que aún están infectadas. “Puede ocurrir cuando la carga viral es muy baja o cuando han pasado más de siete días desde el inicio de la infección”, según desvela la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En este sentido también hay que tener señalar que este tipo de pruebas rápidas presentan una sensibilidad menor que la PCR, otra de las razones por las que reflejarían un resultado falso negativo.

¿Cuál es el mejor momento para detectarlo?

De acuerdo a la AEMPS para que las pruebas anticovid sean efectivas deben realizarse durante los 7 primeros días desde el contagio o en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas, cuando la carga viral es más elevada.

Al respecto, la agencia sanitaria advierte: “Una muestra de mala calidad puede dar lugar a un resultado erróneo“. Por tanto, para evitar que las pruebas “se degraden”, la recomendación principal es realizar el test inmediatamente.