La Policía Nacional ha detenido al delincuente fugado que el pasado doce de octubre presuntamente agredió en Puertollano a dos policías nacionales que se encontraban francos de servicio y lo sorprendieron en pleno robo. Aquella noche el varón se resistió a la detención agrediendo a los dos agentes y utilizando sorpresivamente un objeto punzante con el que provocó una herida de gravedad en la mano a uno de los policías que tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital de Puertollano al presentar seccionados dos tendones.

Un Policía Nacional fuera de servicio detectó en la tarde de ayer al fugado en la localidad de Ciudad Real dando aviso inmediato a sus compañeros a través del 091. El agente inició el seguimiento del conocido delincuente mientras se establecía un dispositivo policial de urgencia que finalizó con su detención en torno a las 19 horas.

El detenido tiene numerosos antecedentes y se le imputan los delitos de atentado agente de la autoridad, lesiones graves así como un total de seis robos con fuerza, entre ellos uno en el interior de una casa de campo en la que se habría refugiado huyendo de la policía en los días posteriores al doce de octubre.