En un 12,83% se incrementa respecto a las cuentas del pasado ejercicio el Presupuesto municipal que para este año 2023 ha entrado ya en vigor, motivado por dar respuesta al incremento de precios y para seguir contribuyendo a servicios en ciudad.

El documento, que fue aprobado por mayoría del equipo de Gobierno en tanto el grupo municipal socialista votaba en contra durante la sesión plenaria celebrada el 20 de diciembre pasado, asciende a un total de 6.166.560,71 euros.

Un incremento que equilibra la bajada de la presión fiscal ciudadana en un 2,56% en relación al incremento inflacionista del IPC o la reducción de ingresos por plusvalías, con la recaudación que por ICIO se va a ingresar por parte de las primeras plantas fotovoltaicas que se van a instalar en el municipio.

“Hemos hecho, eso sí, una previsión moderada porque, aunque nos llegan indicios de que habrá más, lo cierto es que debemos mantener los pies en el suelo y cuando se produzcan los importes por sus licencias serán bienvenidas e incorporadas”, señala el alcalde.

José Lozano señala que de esta manera “contabilizamos ingresos realistas en base a lo obtenido durante 2022 y en base a la progresiva reducción fiscal que se ha producido en estos años y la congelación de tributos municipales”.

El Presupuesto da cobertura al incremento de costes, de la energía tanto electricidad como combustibles principalmente, así como otros suministros y también al crecimiento de la partida de personal para atender la subida salarias establecida a nivel estatal.

Apartado este último que durante el presente mes prevé, como complemento, la aprobación de un nuevo convenio con alcance a toda la plantilla municipal, “con incremento en las horas extraordinarias y otras gratificaciones”, adelanta el primer edil.

Y como añade el alcalde, “este Presupuesto sigue la línea de actuación que viene rigiendo durante las tres legislaturas, es decir, “deuda cero, creación de empleo e inversiones, con el fin de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos en Almodóvar y pedanías”.

Por eso, los planes de empleo locales van a subir su dotación presupuestaria este año un 8%, alcanzando en torno a los 180.000 euros “que cuando yo llegué era de apenas 32.000 euros y que ejercicio tras ejercicio se ha ido incrementando paulatinamente todos los años”, al margen de los planes bienales de Junta o Diputación.

Infraestructuras de abastecimiento

Y seguirá sin descanso la mejora de las infraestructuras hidráulicas, “de manera que podamos completarla prácticamente ya durante la próxima legislatura, porque esto no se hace ni a la vez, ni de la noche a la mañana y por eso hace años hicimos esta apuesta”.

El Presupuesto recoge así renovaciones de redes en nuevas calles, Cuerda entre ellas, con inversiones individuales para cada proyecto de en torno 180.000 euros, además de las ya planificadas como Cristo, Misericordia y Juan Fernández, cuyas obras serán tras Navidad y este enero se iniciará la terminación del tramo que quedó pendiente en la calle Rosario.

Además, “hemos trasladado a la empresa concesionaria la necesidad de crear un nuevo ramal de distribución en la bajada del depósito para, desde el camino del Cura, seccionar el abastecimiento por la zona de la calle Virgen del Prado”, dice Lozano en su afán por evitar posibles cortes generales ante averías cada vez en menor número.

Y en pedanías proseguirá el plan de digitalización de redes de agua en aquellas todavía carentes, con el fin de seguir mejorando sus abastecimientos que, en el caso de Valdeazogues, dispondrá también de un nuevo sondeo de captación de agua. Por cierto, en estos núcleos anejos se contemplan nuevas obras para renovación de acerados y de pavimentos.

Depuración de aguas

El Presupuesto recoge el inicio de vigencia a partir de primavera de la tasa del 0,4422% por mantenimiento del servicio de depuración de aguas residuales, una vez ha entrado ya en funcionamiento la nueva y necesaria EDAR.

Esta tasa, a diferencia de otros municipios que la basan en el volumen que llega a sus depuradoras, incluidas las pluviales, está ajustada en función del consumo de agua de cada abonado según su contador domiciliario y, por tanto, variará de un contador a otro.

Sobre la amortización de la obra de la depuradura, como es sabido, “el Ayuntamiento va a liberar la factura de sus dos primeros años y, como vengo diciendo, si sigo recibiendo la confianza para seguir siendo alcalde, dejaremos muy posiblemente pagada la infraestructura en la próxima legislatura”, recuerda José Lozano.

En Almodóvar se va a completar el parque del antiguo punto limpio rematándose con la prolongación de la calle Tajo. Todo el entorno se va a cambiar tras esta primera actuación de unos 50.000 euros, albergando las nuevas pistas de petanca y bolos una vez que su hasta ahora emplazamiento, en la Ronda de San José, dará paso a un parque canino.

Respecto a infraestructuras que el Consistorio dedica a centros educativos, esta semana comienza en el Colegio ‘Virgen del Carmen’ la renovación de envolventes y su lucernario vestibular, proyectada por los servicios municipales invirtiendo 106.976,83 euros de fondos IDAE que el Ayuntamiento solicitó vía Diputación como organismo mediador.

Otras inversiones físicas y sociales

Por otro lado, “seguiremos apostando por otras inversiones como es la del Pabellón Ferial, cuya idea de construirlo ante los crecientes costes de los medios que requiere esta cita; el proyecto lo tenemos”, señala al regidor.

Y a nivel social es destacaba la potenciación de las ofertas deportiva, turística y cultural, capítulo este último en el que se recoge un incremento para las fiestas en las pedanías en un 40%; para la Feria de Marzo, un 75%; para las Fiestas de Septiembre, un 25%; y un 10% para la Feria Cofrade-Artesacro 2023, programada para los días 11 y 12 de febrero.

También se aporta un 50% más a la Banda de Cornetas y Tambores del Rescatado; un 30% más al Festival de Folklore de ‘La Mancha Baja’; para la Escuela Municipal de Música un 25% más; y para el Club de Fútbol Almodóvar, un 15% más.

Se recupera asimismo la partida de sobre patrimonio cultural, que fue creada en 2019 y estuvo vigente dos años, pero que la pandemia motivó su interrupción para dedicar, junto a otras partidas, a asuntos prioritarios necesarios de atender en la crisis provocada.

Además, se recoge partida para rehabilitación de edificio histórico como es el templo parroquial y subvenciones para la Hermandad de Santa Bárbara, para la rehabilitación de la techumbre y bóveda de la ermita y para la Hermandad de las Ánimas de San Benito, en su interés por crear un monumento dedicado a sus titulares en una plaza pedánea.

Y cabe destacar asimismo el mantenimiento de medidas como el cheque bebé y la ayuda para libros y material en la etapa infantil.

VOLVER A PORTADA