Ciudadanos tiene previsto abandonar en pocos días su sede autonómica de la calle de Sant Vicent de Valencia. El desenlace es inminente y el partido ya ha retirado la cartelería. El espacio de Ciudadanos en el piso de unos 500 metros cuadrados, a pocos metros de la plaza de San Agustín y la plaza de España de Valencia, en el que se instaló hace ahora siete años baja la persiana y con ese gesto echa el cierre también el último emblema que quedaba de los tiempos gloriosos.

La formación centrista no obstante, no se va a quedar sin ubicación física ya que se traslada a otra, en este caso mucho más modesta, una planta baja cerca de la calle del Mar, concretamente en la calle Bretón de los Herreros, que por estética y dimensiones parece mucho más acorde a las expectativas electorales que el partido barrunta para las próximas elecciones autonómicas y municipales.