El líder del Partido Popular, Pablo Casado, avanzó este martes que estaría dispuesto a apoyar el real decreto que regula la denominada ‘nueva normalidad’ siempre y cuando el Gobierno acepte sentarse con la principal formación de la oposición para “incorporar otras medidas que consideramos necesarias”.

“Después de haber conocido la propuesta del decreto de lo que llama el Gobierno la nueva normalidad, estaríamos dispuestos a apoyarlo una vez que el Gobierno haya escuchado y se haya sentado con el PP para incorporar otras medidas que consideramos necesarias”, ha señalado Casado en una declaración grabada y remitida a los medios de comunicación tras reunirse con la Organización Médica Colegial. 

Ana Pastor hablará con el ministro de Sanidad

No obstante, el PP considera que ese decreto es “insuficiente ante cualquier rebrote” y ha añadido que ha encargado a la exministra de Sanidad y portavoz del partido en la comisión de reconstrucción, Ana Pastor, que “hable entre hoy y mañana” con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para poder incorporar cuestiones a esa norma, aunque “sea en el curso de su tramitación” parlamentaria.

Entre otras propuestas, el PP plantea un decálogo de puntos que ha recogido en el llamado ‘Plan Cajal’, un pacto de estado sanitario para legar a las futuras generaciones, que incluye medidas como crear una Agencia Nacional para Coordinar el sistema sanitario, con una unidad específica de prevención y seguimiento de pandemias; un refuerzo de la atención primaria; potenciar la telemedicina y la digitalización; o una financiación “acorde y suficiente para todo el sistema sanitario nacional”, con refuerzo de plantillas.

Rechaza un nuevo estado de alarma ante los brotes

Sobre la posibilidad de que sea necesario decretar de nuevo el estado de alarma en parte o en todo el territorio nacional ante la aparición de brotes de coronavirus, Casado se ha mostrado contrario a aplicar esa medida de “excepcionalidad constitucional” porque afectaría de nuevo, dice, a derechos fundamentales.

Además, a su juicio, no sería “eficaz” convocar en verano un pleno del Congreso para aprobar esta medida, cuando el PP, ha recordado, lleva meses reclamando reformas legales que permitan aplicar medidas drásticas sin recurrir al estado de alarma.

“El PP lleva dos meses diciendo que tiene que haber un plan B”, ha insistido.

Respecto a este asunto, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que el Ejecutivo no se plantea “ni en el corto ni en el medio plazo” volver a decretar el estado de alarma ante los rebrotes de coronavirus detectados, aunque al mismo tiempo ha afirmado que si la situación cambiara “de forma drástica”, el Gobierno “activaría todos los mecanismos normativos que tiene a su alcance”.

La ministra lo ha afirmado Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha cargado duramente contra el líder del PP  por “trabajar contra los intereses de España en Europa” al haber hablado con otros países para que “condicionen” el acceso de España al Fondo de Reestructuración europeo. La portavoz del Ejecutivo ha exigido “lealtad” a Casado y ha criticado su “postureo político”.