Es temporada de alcachofas por lo que es el momento perfecto para dar rienda suelta a nuestra imaginación y sacarle el máximo partido a este ligero y saludable vegetal. Podemos preparar las alcachofas de infinidad de maneras pero, en esta ocasión, las vamos a hacer rebozadas. Para ello, realizaremos un rebozado un tanto diferente a lo que estamos acostumbrados: una variante de la masa orly. Con esta mezcla, conseguiremos el rebozado perfecto con el cual, la alcachofa queda cubierta con una fina capa crujiente y con un interior sorprendentemente tierno y sabroso.

No te pierdas esta deliciosa receta y anímate a preparar unas alcachofas rebozadas con las que sorprender a tus invitados. Te aseguro que serán un auténtico éxito con la receta que te detallo a continuación. ¡Que las disfrutes!

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Tiempo total: 35 minutos
  • Raciones: 2
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 326

Ingredientes de las alcachofas rebozadas para 2 personas

  • 1 limón
  • 5 alcachofas frescas
  • 1 huevo
  • 85 ml de agua muy fría
  • 100 g de harina de trigo
  • Una pizca de sal
  • 1 cubito de hielo
  • Aceite de oliva suave para freír
Vista de los ingredientes necesarios para hacer las alcachofas rebozadas *

Cómo hacer alcachofas rebozadas

Lo primero que tenemos que hacer es llenar con agua un bol y añadir el zumo de un limón. A continuación, procedemos a limpiar las 5 alcachofas. Para ello, retiramos las hojas más externas, pelamos el tallo y parte de la base donde estaban unidas las hojas que retiramos. Cortamos la parte superior de las alcachofas para desechar los pétalos más fibrosos y, por último, las cortamos en cuartos.

Proceso de limpieza de las alcachofas *

A medida que vamos limpiando las alcachofas, las sumergiremos en el bol con el zumo de limón.

Bol con agua y limón con las alcachofas sumergidas *

Mientras dejamos las alcachofas sumergidas en agua con limón, vamos a preparar la masa para el rebozado. Para ello, mezclamos 1 huevo con 85 ml de agua muy fría batiendo con unas varillas.

Proceso de elaboración de la masa del rebozado de las alcachofas *

A continuación, agregamos 100 gramos de harina de trigo previamente tamizada, una pizca de sal y mezclamos hasta obtener una masa ligeramente espesa y homogénea. Una vez hecha la masa del rebozado, añadimos un cubito de hielo para que se mantenga bien fría.

Aspecto que tiene la masa del rebozado para las alcachofas *

Sacamos las alcachofas del bol con agua y limón, y las secamos bien con papel de cocina. Una vez secas, las introducimos en la masa procurando que queden bien cubiertas.

Proceso de secado y rebozado de las alcachofas *

Ponemos a calentar un cazo con abundante aceite de oliva suave y cuando esté alrededor de los 180 ºC, comenzamos a freír las alcachofas en pequeñas tandas para que la temperatura del aceite no baje demasiado.

Proceso de fritura de las alcachofas rebozadas *

A medida que las alcachofas se van dorando, las vamos retirando sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Aspecto de las alcachofas rebozadas sobre papel absorbente *

Emplatamos las alcachofas y las servimos inmediatamente. Como sugerencia, las podemos acompañar con un chorrito de limón, que le queda espectacular.

Presentación de las alcachofas rebozadas *

Resumen fácil de preparación

  1. Llena un bol con agua y zumo de limón. Retira las hojas más fibrosas de las alcachofas, pela el tallo, la base y divídelas en cuartos
  2. Introduce las alcachofas en el bol con agua y limón
  3. Bate el huevo con el agua fría para el rebozado
  4. Agrega la harina de trigo y una pizca de sal. Mezcla hasta integrar y añade un cubito de hielo
  5. Seca las alcachofas y cúbrelas con la masa del rebozado
  6. Fríelas en aceite de oliva a una temperatura de unos 180 ºC hasta que se doren
  7. Una vez doradas, retíralas sobre papel absorbente
  8. Emplata y sirve las alcachofas inmediatamente