Entesar al Hammadi, ingresó en prisión el pasado 20 de febrero por incumplir el estricto código moral de los Huthi. Los Huthi llevan controlando el norte de Yemen desde 2014, y el respeto a su integridad establece en las mujeres, entre otras exigencias, la de cubrirse el pelo y las formas del cuerpo.

Acusada de “indecencia”

Desde hace 20 años, Entesar al Hammadi soñaba con ser modelo, a pesar de que estaba estrictamente prohibido en Yemen, su país de residencia. Tras la guerra civil, el país quedó en manos de los rebeldes Huthi, que establecieron medidas excesivamente limitadas para las mujeres.

Siendo la única fuente de ingresos de su familia, la joven tenía previsto empezar la universidad el próximo año. Su padre es ciego, y su hermano presenta una discapacidad física.

Llevaba cuatro años trabajando como modelo y actuó en dos series de televisión el pasado año, 2020, en las que aseguró que posar para las cámaras como modelo le gustaba más que ser actriz. Su éxito en el mundo del modelaje le llevó a posar sin velo durante una sesión de fotos, un acto que va totalmente en contra del islam.

Su sueño se vio amedrentado cuando se dirigía a una sesión de fotos hacia Saná. Las autoridades huthi pararon el coche en el que se encontraban ella y su compañera, junto a dos hombres y se las llevaron sin dar información alguna a sus familiares.

Pasaron diez días sin tener noticias acerca de la joven, y su familia decidió publicar en redes sociales una campaña pidiendo libertad, ante la negativa de los responsables huthi de decirles dónde estaba. Fue entonces cuando, en el mes de abril, fue presentada a la Fiscalía y pudo reunirse con un abogado.

Un “juicio injusto”

La joven fue acusada de actos de “indecencia” y “posesión de drogas”, según el letrado de Human Rights Watch (HRW), que denunció la situación el pasado miércoles, 30 de junio. Además, amenazaron a Al Hammadi con someterla a una “prueba de virginidad”.

Las autoridades le han negado a su abogado el acceso a los documentos judiciales y le han prohibido comparecer ante el tribunal desde finales de mayo, aparentemente por sus comentarios públicos sobre el caso, según informa HRW.

“El juicio injusto de las autoridades hutíes contra Intisar Al Hammadi, además del arresto arbitrario y el abuso contra ella durante su detención, es un recordatorio del abuso al que se enfrentan las mujeres a manos de las autoridades en todo Yemen”, afirmó el subdirector para Oriente Medio de HRW, Michael Page.